Beneficios de la aerotermia PASInteriorismo

Aerotermia: instalación y beneficios

Ya hemos hablado anteriormente de la aerotermia y la geotermia, dos sistemas de climatización que utilizan medios propios de la naturaleza para proporcionarnos calefacción, agua caliente sanitaria (ACS) o refrigeración.

Cuidar de nuestro planeta es fundamental, por eso es muy importante para nosotros explicar que estas dos tecnologías aprovechan los recursos naturales de la tierra para generar energías alternativas.

En el artículo anterior definimos estos conceptos y señalamos la diferencia fundamental entre ellos.

Hoy venimos a contarte algunos detalles más que pueden interesarte.

 

Instalación de la aerotermia

 

La instalación de la aerotermia se realiza mediante una máquina exterior (UE), semejante a la máquina de los aires acondicionados, la cual genera la energía térmica que se derivará a:

  1. Suelo radiante o radiadores de baja temperatura.
  2. Suelo refrescante.
  3. Depósito para el agua caliente sanitaria (ACS).

Se trata de un proceso sencillo, limpio, y lo más importante, mimando el medio ambiente.

Para la instalación es necesario contar, tal y como hacemos siempre en PASInteriorismo, con un instalador autorizado, para poder realizar la instalación técnica de manera adecuada.

 

Beneficios de la aerotermia frente a otros sistemas convencionales

 

El beneficio fundamental que proporciona este tipo de sistemas frente a otros sistemas de climatización convencionales es el ahorro energético, pero, además, se cuida el medio ambiente ya que, de un kW de energía eléctrica, obtenemos tres o cuatro kW de energía térmica.

A nivel de diseño/distribución, también es un beneficio importante, es decir, hay que tener en cuenta el espacio. Con un solo aparato podemos disponer de aire caliente, aire frio y agua caliente sanitaria (ACS). Por tanto, se necesita una zona muy pequeña, ya que no hay que llenar la casa de radiadores.

 

¿En qué zonas geográficas es recomendado instalar este tipo de sistemas?

 

Es cierto que, con temperaturas muy bajas, como las que trajo la borrasca Filomena, este sistema no funciona como debería. Sin embargo, esto fue algo insólito, no suele ocurrir a menudo, por lo que la aerotermia sigue siendo una de las mejores formas de obtener confort.

En zonas como Madrid, donde los veranos son muy calurosos, resulta muy rentable el uso de este tipo de sistemas de climatización.