Colores de primavera II

Del Ultra Violet al Pink Lavander

 

En nuestra entrada anterior, en la que aprovechamos para presentaros el Ultra Violet, color Pantone de este año. Os sugerimos unas cuantas propuestas de aplicación ―siendo conscientes de que por su intensidad puede resultar un tono difícil de combinar―. Si aun así no os hemos convencido, seguro que lo haremos con estos otros estupendos colores que también serán clave esta primavera. ¡Ya estáis tardando en conocerlos!

Síntoma evidente de que las temperaturas comienzan a subir, los colores que en esta oportunidad os traemos. No sólo marcarán tendencia en decoración, sino también en moda o belleza. En tal sentido, el Meadowlark abre esta primera terna, porque ―siendo primavera― no puede faltar un tono amarillo.

 

Más ideas

 

Si bien aquí se encuentra matizada su viveza con una pizca de crema. Es suficiente para iluminar sin deslumbrar, para elevar el ánimo, para alegrar la vista… ¿qué más podríamos pedirle?. Quien también explota esa idea de vitalidad en un tono aloque brillante es el Cherry Tomato: emana energía, contagia vigor, capta nuestra atención al primer vistazo… El Little Boy Blue, por su parte, será sin dudas el azul de la temporada.

En una gama añil ―a medio camino entre una nursery y el mar en calma del verano― resulta vivaz, fresco, pero al mismo tiempo elegante. Quedará en cualquier rincón… ¡que ni pintado!

 

La alternativa

 

No obstante, estas propuestas más convencionales ―una suerte de actualización de los colores primarios― no serán la única forma de incorporar volumen o definición a nuestra paleta esta temporada. Si lo que queremos en consecuencia es emplear un tono con cuerpo ―cercano al Ultra Violet― pero en una coloración más acuosa, podremos apostar por el Pink Lavender. Siempre pasional, al lavanda más clásico se le añade una pincelada de rosa palo resultando ideal a la hora de atemperar los sentidos o armonizar una estancia.

Nada podría ir más en sintonía con este año que un tono tan clásicamente femenino como este.

No nos dejamos nada

 

Y también de alma rosa, solo que ahora algo más asalmonado, tenemos al Blooming Dahlia. El cual irrumpe con fuerza cual primo hermano bold del Rose Quartz. Vistoso, pero discreto; refinado, pero atractivo; resulta tan irresistible como el vivo color de las dalias en flor de las que recibe su nombre. Pero si hablamos de colores primaverales no podíamos cerrar este artículo sin incluir un verde.

En tal sentido, hemos optado por el Arcadia, un Pantone con claro acento retro salpicado por trazas azules. Es sin duda, uno de los colores que más se utilizarán esta primavera. Pues pese a ser un color con acento propio, resulta sencillo de combinar con ciertos tonos lilas o violáceos.

 

Dar nuestro “toque”

 

No importa si optáis por la versión más convencional o la más osada, al emplear estos colores en mobiliario o textiles esta primavera incuestionablemente acertaréis. Os recordamos a modo de resumen aquello que os señalamos precisamente en la nota anterior. Decorar con color no nos condiciona a un presupuesto elevado. Bastará con pintar una pared o incorporar una alfombra. Lo importante es que con ello deis un toque actual a vuestra casa.

En PAS Interiorismo estamos siempre encantados de poder asesoraos en estas u otras cuestiones.

Lo que buscamos es que podáis crear un espacio propio, único, confortable.

Y por eso una vez más queremos cerrar una entrada aludiendo a unas imágenes que hemos recogido para poder ilustrar aquello que aquí expresamos. Que no es más que la defensa de cómo entendemos nuestra profesión. Si todo está en los detalles, a veces no importa tanto con lo que contemos, sino cómo lo utilicemos.