+34 609 53 10 03 contacto@pasinteriorismo.es

Ya os adelantábamos en la entrada anterior, que también es posible combatir el frío desde la decoración.Porque hacer de una casa un espacio más cálido a veces se vuelve una cuestión literal y necesaria.

Si bien la opción de aislar una vivienda siempre resulta más eficiente desde el exterior al interior, no siempre es posible.

Así que os detallaremos a continuación unas cuantas ideas que se aplican más bien a la inversa, porque todo vale cuando las temperaturas caen.

 

Calefacción

 

La calefacción representa más de un 40% del gasto de energía doméstico, por lo que determinar el sistema más eficiente ―bombas de calor geotérmicas o aerotérmicas, calderas de condensación o de biomasa, etc.―, así como graduar la temperatura en nuestro hogar por habitaciones. En invierno el termostato debería colocarse en torno a unos 22º. Puede resultar esencial. Pues por cada grado que subimos se incrementa el consumo un 7%.

combatir el frio decoracion

Cortinas o persianas

 

Existen ciertos elementos decorativos como cortinas o persianas, que además resultan ciertamente funcionales a la hora de aplicarlos en nuestras casas.

No solo adornan, sino que su versatilidad de se extiende también a su composición, siendo interesante estudiar su densidad térmica.

Combinados con una buena cristalera, resultarán claves a la hora de aislar nuestras casas del frío.

 

Corcho o bambú

 

Es sabido que el papel es un aislante ideal se ha aprovechado desde siempre para revestir paredes, bibliotecas o armarios. Pero últimamente solemos optar por otro tipo de materiales orgánicos como el corcho o el bambú.

No solo son perfectos aislantes ecológicos, también lo son de tipo acústico o térmico. Son a menudo fáciles de aplicar, combinan prácticamente con todo, pero es que además de ello o de no generar carga estática son ignífugos.

Tratándose de materiales de tipo sostenible, representan una alternativa perfecta a la madera, por lo que resultan ideales en alfombras. Nos resguardarán del frío suelo al tiempo que mantienen el calor del ambiente, permitiéndonos así ahorrar en calefacción.

E incluso velan por nuestra salud, dado que fibras naturales como las del bambú resultan hipoalergénicas. Más que apropiadas para personas con alergia al polvo.

 

 

Podríamos citar un sinfín de propuestas más, pero entendemos que os hacéis una idea.

Lo importante, como siempre os decimos, es adoptar costumbres que propicien calidez a nuestro hogar. Siendo respetuosos con el medio, pero también con nuestro bolsillo.

 

En tal sentido, desde PAS Interiorismo nos ofrecemos una vez más, para asesoraos en estas y otras cuestiones.