Tipografías:

Cuando no sólo es lo que dices sino cómo lo dices

Nuestra primera entrada se cerró con toda una declaración de intenciones: Desde PAS Interiorismo no vamos a ofreceros soluciones para crear un espacio, sino a orientaros para hacerlo vuestro. Si bien estamos ubicados en Madrid, pretendemos, a través de este medio, generar un canal abierto a partir del cual hablaros sobre reforma e interiorismo, al tiempo que os invitamos a enviarnos vuestras impresiones al respecto sobre cuestiones como las que en esta oportunidad os traemos; porque a veces no es tanto lo que dices, sino cómo lo dices.

Ya os adelantábamos la semana pasada sobre una apuesta en interiorismo que continuará siendo tendencia este año: la decoración a partir de tipografías. Somos conscientes al recorrer nuestra ciudad, que Madrid ―como toda capital que se precie― marca tendencia. No es menos cierto que desde hace algunos años no paramos de toparnos con ambientes públicos decorados o reformados a partir de letras. Esta práctica en boga ha mutado últimamente a propuestas algo más artificiosas. Hemos pasado así de su versión más minimalista ―la que exhibe por lo general un carácter sobre una lámina, un lienzo uniforme o una pieza de cartón, madera o corcho― a representaciones con algo más de carácter, donde frases ―generalmente positivas―, de tipo Brush Lettering, buscan motivarnos ―una opción más que acertada si hablamos de un espacio de trabajo, por ejemplo―. Pero es que la decisión de decorar a partir de tipografías puede llegar incluso a ser práctica; recordemos sino la cantidad de espacios gastronómicos en Madrid que se decoran con tiza o pintura blanca sobre fondo negro reemplazando así la clásica pizarra con sugerencias de la entrada por una propuesta de carta abierta sobre las paredes interiores. Si bien es cierto que la combinación blanco-negro es un básico que nunca pasará de moda, los más atrevidos han comenzado desde hace un tiempo a esta parte a experimentar con policromías, combinando técnicas ―como cuando se utilizan las llantas de una bicicleta para formar las o de una palabra― o creando originales representaciones a partir de plataformas sugerentes de tipo funcional ―como ocurre con la utilización de una Light Box o del ochentero neón, los cuales decoran por contraste con el tono de las paredes estando apagados, al tiempo que ofrecen la posibilidad de una iluminación auxiliar completamente distinta al encenderse, regenerando así un ambiente con un simple clic―.

En PAS Interiorismo somos expertos tanto en reforma como en decoración de interiores en Madrid, por eso hemos creado este rincón, que es sólo una muestra más de que estamos en la búsqueda constante de la solución ideal que sacará el máximo partido a ese espacio que pretendéis redecorar o reformar. Pero ahora, decirnos, ¿qué  opináis vosotros de la decoración a partir de tipografías? ¿Contáis con este recurso o pensáis hacerlo de cara a futuro? Sea cual sea vuestra respuesta, os invitamos a seguirnos, a enviárnosla con vuestras sugerencias, dudas, etc. Y si necesitáis cualquier tipo de asesoramiento personalizado, contactarnos, lo haremos sin ningún compromiso. ¡Hasta la próxima!